TRABAJO DE INVESTIGACIÓN 1.

Talavera de la Reina, 25 de Septiembre. Parada de autobuses “Puente Pópulo” a las 13:15 horas.

Dos señores de unos setenta años y una mujer de unos cuarenta esperan por el autobús escolar. Yo me encuentro esperando la línea uno en la parada de Puente Pópulo.

En este punto hay siempre varios inmigrantes limpiado las lunas de los coches que paran en el semáforo y este hecho dio lugar al debate entre estas tres personas. Los dos hombres mayores llevan una chaqueta de punto; uno verde pistacho y otro azul oscura. Para abajo lucen pantalones de tergal de color grisáceo y negro respectivamente. Ambos esperan tranquilamente el autobús escolar en el que bajarán sus nietos.

La mujer viste unos vaqueros ajustados con zapatos de tacón y una camiseta de tirantes blanca con una bufanda de lana fina color crema. Ésta se mantiene muy atenta a la conversación y asiente con la cabeza con ganas de formar parte de ella pero, quizás por prudencia, permanece más callada que el resto y sólo toma la palabra para tratar de saber más.

La conversación que viví allí, en la que preferí no participar por no desviarla hacia otro tema, fue la siguiente:

* Señor 1: Esto es una tapadera para hacer creer que son decentes pero luego vienen a robar, no vienen a otra cosa.

* Señor 2: Si es que los españoles salimos fuera, a Alemania y a Francia a trabajar, que es a lo que íbamos, y con los papeles por delante, no como ellos. Son capaces hasta de denunciarte si los miras mal, porque encima miran más por ellos que por nosotros, que acabaron.

* Señora: Y la policía siempre anda por aquí, que ahora mismo acaba de pasar, pero miran a otro lado y no se los llevan, los dejan estar ahí a sus anchas.

* Señor 2: Pero si es que estas cosas pasan por lo que pasan, cuando estaba aquí Franco teníamos a los serenos que estaban toda la noche en la calle vigilando y entonces no pasaba nada, no se movía ni una mosca.

* Señora: Y eso de los serenos, ¿tenían las llaves de los portales, ¿no?

* Señor 1: Claro, claro; ellos tenían las llaves de tu portal y tenías que llamarlo para que te abriera, no entraba cualquiera a tu portal como entran ahora, que sólo encuentras gentuza allí metida.

En ese momento llegó su autobús y acabaron la conversación. La semana siguiente volví a esperar mi autobús en la misma parada y pude ver cómo la policía paraba en lo alto de la calle con la intención de bajar y dirigirse hacia los inmigrantes que limpian allí las lunas mientras ellos huían corriendo calle abajo.

La policía simplemente se limitó a intentar “meterles miedo” bajando del coche pero ni siquiera llegaron a acercarse a la calle ni trataron de hablar con ellos sino que en cuanto vieron que estos se iban, subieron al coche y se marcharon.



¿Qué hacer para lograr que la mentalidad de la gente cambie? ¿Que acaben los prejuicios que hay hacia los inmigrantes, la desconfianza, el miedo...? ¿Por qué seguimos siendo racistas y tememos que toquen lo que consideramos nuestro? ¿Qué podemos hacer desde la Educación Social para cambiar el modo de ver este fénomeno...?


7 Responses
  1. Luanda Says:

    Esas conversaciones llegan con el viento talaverano con demasiada frecuencia a nuestros oidos. Bienvenidos a Talavera, donde la gente piensa que el que emigra es un ladrón, un sinverguenza que no merece ni respirar aire español.


  2. Anónimo Says:

    Luanda, un educador o una persona cualquiera (pero eso ya es otro tema) lo primero que tiene que hacer es no generalizar, y tú has generalizado, ni todo Talaverano es racista y clasista, ni todo clasista y racista es Talaverano.
    De hecho, esa es la esencia de la Educación...


  3. Anónimo Says:

    muy bien ANONIMO! y por esa misma razon hay que enseñar (dificil tarea) a no generalizar en ningun aspecto. Enseñar que al igual que no todo Talavera es racista...no todos los inmigrantes son ladrones y mala gente.

    en fin...


  4. Anónimo Says:

    Pero si los propios educadores empiezan a generalizar, estamos perdidos!!:)
    De todas formas, no culpo a nadie por ello, somos producto de la globalización actual y por consiguiente de la generalización, estamos todo el rato considerándonos borregos, y no como individuos con una identidad (y todo lo que esta conlleva) propia.


  5. Anónimo Says:

    buafff


  6. Anónimo Says:

    buaff¿?


  7. Anónimo Says:

    En mi pueblo, quan vinieron los emigrantes del Sur de España, se decia que venian a robar, y que no hacian nada, ahora son estos mismos emigrantes que, muchos, sin haberse integrado en el pueblo critican a la immigrantes i dicen lo mismo que se deicia de ellos años atrás!


Se ha producido un error en este gadget.